Minería del Mañana: Diversificación de la Minería más allá del Cobre

A lo largo de su historia, la economía chilena ha sido altamente dependiente de las exportaciones de cobre y sus subproductos (molibdeno, renio, oro, plata). Durante 2017, los montos asociados a las exportaciones de cobre y subproductos representaron del orden del 95% del total de exportaciones de minería metálica y no metálica, condición que se ha mantenido prácticamente invariante desde 1960.

Grafico Blog minería del mañana

Esta condición, sumada al bajo valor agregado del producto exportado y de un nivel incipiente de encadenamientos productivos en la cadena del valor del negocio minero respecto a otras economías mineras como Australia o Canadá, determinan altos grados de vulnerabilidad de la economía, dada su baja diversificación y baja resiliencia en el largo plazo para enfrentar desafíos como los siguientes:

  • Ciclos de precios bajos del cobre.
  • Sustitución del cobre en aplicaciones industriales.
  • Introducción de nuevos estándares de sostenibilidad (sociales, ambientales y otros).
  • Nuevas Regulaciones en los mercados internacionales.

Actualmente, la industria minera cuprífera chilena goza de buena salud aun cuando enfrenta desafíos importantes en temas asociados a deterioro de variables mineras, aspectos medioambientales y sociales, capital humano e insumos estratégicos como agua y energía. Estos desafíos han sido internalizados por los actores relevantes y existen iniciativas en desarrollo para poder enfrentar cada uno de ellos.

De no mediar algún descalabro en el comercio exterior, la dotación extraordinaria de recursos minerales de cobre permitirá a un país geográficamente pequeño como Chile contar con un aliado potente por al menos 40 años más. Algunas preguntas que deberíamos formular y también intentar responder ahora son: ¿Qué haremos después del año 2060 cuando se agoten los yacimientos de cobre? ¿Repetiremos como nación la historia del salitre? ¿Exportaremos algo distinto a productos mineros primarios o habremos conseguido dar el tan ansiado “valor agregado” a nuestras exportaciones?

El desarrollo tecnológico requiere hoy en día de una mayor variedad y calidad de materiales y los minerales y metales tienen un rol preponderante. Por importancia económica o por riesgos de abastecimiento, la Comunidad Europea y el Departamento de Interior de los Estados Unidos define anualmente un listado de metales y minerales estratégicos, cuya demanda excede a su oferta y genera precios de mercado que hacen viable su explotación.

Yacimientos de estos minerales y metales estratégicos están presentes en Chile y dependiendo de las condiciones de mercado y de la viabilidad técnica de su explotación y procesamiento podrían convertirse en operaciones productivas que sean la base para una industria tecnológica con encadenamientos productivos incluso con mayor desarrollo a los que conocemos en el cobre.

Felizmente, el litio y el cobalto son una realidad, pero el desarrollo de estos proyectos no responde cabalmente a una estrategia país articulada a partir de una acción coordinada desde el ámbito público.

La iniciativa Minería del Mañana® busca justamente contribuir a desplegar todo el potencial minero del territorio nacional, diversificando las exportaciones no cobre para habilitar una minería chilena a partir de la definición de desafiantes estándares de competitividad y sostenibilidad, con el fin de agregar valor a las exportaciones y generar encadenamientos productivos en las industrias mineras no cobre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *